Select Page

En este sitio relacionado con la imposibilidad de concretar erecciones, no podía quedar fuera el tópico sobre la disfuncion erectil y alcohol. Teniendo en cuenta, y determinando, que el alcohol se posiciona como una de las causas fundamentales de la impotencia masculina, debido a una ingesta transitoria o a un alcoholismo crónico, situación que empeora el desempeño sexual a gran escala.

Socialmente, se toma en cuenta que el alcohol es una sustancia desinhibidora, es decir que el joven que bebe un vaso de alcohol antes de ir a una fiesta, tendrá más capacidad para enfrentar las situaciones que pueden inhibirlo, teniendo un mayor desenvolvimiento, especialmente con las mujeres.

Incluso, hay hombres que creen que el beber alcohol antes de tener relaciones sexuales, tendrá un mejor desempeño, creyendo que es una especie de elixir afrodisiaco, pero esto es un error, recordando que el alcohol y la disfuncion erectil se encuentran relacionados.

Pero debe haber un límite, si bien es real que el alcohol en pequeñas dosis, hace que algunos de los centros corticales, especialmente los de la ansiedad son bloqueados. El aumento de la dosis ingerida se estrecha no solo la conciencia, sino que además se contraen los centros respiratorios y la respuesta sexual es mucho más lenta. Incluso se conoce un refrán “El alcohol produce excitación sexual pero impide ejercerla”.

Según los expertos, el tabaco, el consumo de drogas y la impotencia por alcohol, son los más predominantes entre los jóvenes de entre 18 y 35 años.

En una erección normal, frente a un estímulo sexual, el sistema nervioso envía una orden y el sistema circulatorio aumenta el flujo de sangre en el pene para poder establecer la erección, pero con el consumo de alcohol, el funcionamiento del sistema nervioso se ve alterado, hay presente un retraso en la comunicación que se establece entre el cerebro, los estímulos y el sistema circulatorio, por lo que la llegada de la sangre hacia el pene no es la correcta y se concluye en una impotencia por alcohol.

Incluso, esta imposibilidad de mantener una erección durante un encuentro en el que se ha consumido alcohol en exceso puede ser un desencadenante de ansiedad y en los futuros intentos se puede experimentar de DE por este motivo.

De acuerdo a un estudio que se ha realizado en 450 hombres que padecen de impotencia masculina, se ha determinado que el 62,5% de los casos está determinado por el alcohol e impotencia, producto de una ingesta en exceso del alcohol, lo que inhibe el sistema nervioso central, teniendo como consecuencia el retraso de los estímulos sexuales y la dificultad de la sangre para circular en el pene.

Teniendo en cuenta que el alcohol impotencia masculina van de la mano, se pueden ver los mismos síntomas tanto en bebedores ocasionales como en los alcohólicos, pero hay que determinar y advertir, que el caso del alcoholismo puede provocar una disfunción eréctil crónica que puede volverse irreversible.

Si quieres informarte acerca de otras impotencia causas, puedes visitar: