Dentro de los tratamientos de disfuncion erectil se involucran diferentes tipos de técnicas con el objetivo de poder abarcar la mayor cantidad de aspectos, y de esta manera poder retirar la condición de manera definitiva.

Uno de los aspectos a considerar son los ejercicios, si bien la actividad física es un gran aliado para superar el trastorno, estamos hablando de ejercicios impotencia, dedicados a curar este factor. Se diferencian dos tipos, los mentales y los físicos.

Ejercicios Disfuncion Erectil Mentales

Los ejercicios disfuncion erectil mentales, son para la relajación y concentración:

Ejercicio 1: Consiste en establecer una profunda relajación, el sexo es una práctica que involucra diferentes aspectos como la intimidad, el contacto, la desnudez, la vergüenza, los complejos, etc. por lo que es necesario relajarse. Por ejemplo hay muchos hombres que tienen erecciones durante la masturbación, pero no sucede durante la relación sexual, por lo que claramente no es un problema físico, sino psicológico.

El ejercicio consiste en realizar respiraciones lentas y con profundidad, logrando que se relaje cada uno de los músculos del cuerpo. En el momento que practicas la respiración, debes intentar visualizar y tomar conciencia de todo tu cuerpo.

Ejercicio 2: Comenzamos con la concentración y la toma de confianza. Este ejercicio consiste en solo la visualización, debe ser total y detallada. Utilizando tu imaginación, debes visualizar cómo se concreta el acto sexual con tu pareja, encuentra en tu mente todas las sensaciones, los olores, los gemidos, y demás.

Debes imaginarte con confianza, siendo un hombre seguro, y debes tener el desempeño que tanto deseas. El fin de este tipo de ejercicios para curar la impotencia provoca que el cerebro pueda asimilar la situación como un recuerdo y pueda repetir la experiencia pero en la realidad.

Rutina Disfuncion Erectil Física

Hay dos tipos de ejercicios que favorecen a la aparición de las erecciones y a la lucha contra la impotencia. Podemos mencionar:

Ejercicios Cardiovasculares: Los ejercicios cardiovasculares son ideales para aumenta la aparición y la potencia de las erecciones. No es un ejercicio en particular, puedes hacer aerobic, salir a trotar y demás. Este tipo de actividad física aumenta la producción de la testosterona y mejora el nivel con el que fluye la sangre dentro del organismo.

Ejercicios Kegel: Este tipo de ejercicios es particular para la zona sexual masculina. Se trata de un ejercicio pélvico que de acuerdo a investigaciones universitarias, ayudan a alrededor del 40% de los hombres que sufren disfuncion erectil, pudiendo mejorar significativamente sus funciones sexuales, el 33,5 de ellos.

Es un ejercicio sencillo que además presenta tres funciones diferentes: permite que el pene se ensanche por el nivel de flujo de la sangre que se produce, ayuda a vaciar toda la uretra después de orinar y colabora con el bombeo durante la eyaculación.

Para realizarlo, debes contraer y relajar la pelvis, sintiendo una leve presión en la zona genital. Puedes hacerlo también mientras estás orinando, debes cortar la orina, volver a soltarla, cortarla, y sucesivamente.

Si quieres más detalles sobre los tratamientos para la impotencia, visita: