La disfuncion erectil es un trastorno que puede verse comúnmente en una gran cantidad de hombres. Podemos establecer que es absolutamente normal que el hombre padezca algún episodio fallido con la erección en su vida, teniendo en cuenta causas como por ejemplo:

  • Presencia de cansancio.
  • La primera relación sexual en general o con la mujer con la cual se produce la DE.
  • El consumo de drogas.
  • Una ingesta excesiva de alcohol.
  • Un problema orgánico pasajero.
  • La falta de atracción.
  • Episodios de estrés.
  • Y demás.

Cuando los episodios vividos de DE son pocos no hay de que preocuparse, se considera un trastorno crónico de disfuncion erectil, cuando permanece por más de tres meses la falta de erección. Hoy conocerás la impotencia por ansiedad.

¿De que se trata? Primero analicemos las estadísticas, según estudios realizados entre hombres jóvenes de entre 18 y 35 años, el 80% de ellos sufre de disfuncion erectil ansiedad, y solo el 20% padece DE por una causa orgánica. Luego, a medida que avanza la edad, se hace más común la presencia de la impotencia por causas físicas.

Ansiedad e Impotencia: Un Círculo Vicioso

La ansiedad es un trastorno psicológico que debe tratarse con un psicólogo, comúnmente el trastorno se desarrolla por un problema grave que ha tenido el paciente o por la exposición a un estrés constante. Incluso, el trastorno puede permanecer oculto durante años sin presentar síntomas.

Cabe aclarar que la impotencia psicologica ansiedad no es la única consecuencia, se pueden desarrollar otros síntomas, dolores en diferentes partes del cuerpo, problemas para respirar, insomnio, falta de concentración, y demás. Cada síntoma es particular de acuerdo al paciente en sí.

Decimos que la impotencia por ansiedad es un círculo vicioso, porque una vez que se ha sufrido un episodio de DE, en el siguiente encuentro sexual, el hombre estará más pendiente del desempeño y los impulsos sexuales se retardarán, de esta forma se vuelve a tener el problema de la erección. En esta instancia aparece una mayor ansiedad y el problema se agrava.

Cuando ya hay varios intentos de tener sexo y la erección no se logra, comienza la angustia, la frustración y la depresión, lo que agrava el cuadro de ansiedad; es decir que la DE provoca más ansiedad, que a su vez provoca más episodios de impotencia, y así sucesivamente.

Es importante entonces determinar correctamente el trastorno. El primer paso es acudir a un profesional, en primera instancia se realizarán diferentes estudios médicos con el objetivo de descartar que haya una causa orgánica que provoque la impotencia. En el caso de que no se detecte ningún problema a nivel orgánico, se determina que es un caso de impotencia psicologica, por lo que se deriva en un psicólogo que detectará el trastorno de ansiedad. Finalizada la etapa de diagnóstico se contemplará el tratamiento adecuado para poder controlar y eliminar la ansiedad y de esta manera poder controlar los síntomas, incluyendo la disfuncion erectil, lo que te permitirá volver a tener una vida sexual exitosa.

Si quieres conocer más información sobre las causas de la impotencia, puedes visitar: