Sintomas de Impotencia Masculina

Podemos determinar que la impotencia masculina es la incapacidad de lograr una erección, o la capacidad de lograrla pero de manera ineficiente, es decir que no tiene la fuerza necesaria para concretar la penetración o una muy baja duración.

En este caso, hablaremos principalmente de los síntomas de impotencia masculina:

El síntoma de impotencia principal y más recurrente es el de la imposibilidad de tener y mantener una erección para realizar la penetración. También se puede determinar como otro síntoma el hecho de que se consigue una erección pero no dura lo suficiente como para lograr el acto sexual.

Hay otros síntomas de impotencia en el hombre, todos relacionados a las erecciones y el acto sexual, algunos determinando diferentes factores, como por ejemplo:

  • Erecciones nocturnas pero que no aparecen en el día.
  • Erecciones durante la masturbación pero que no se concretan en el acto sexual.
  • Eyaculaciones prematuras, que se dan casi de manera inconsciente en la noche o al despertar.
  • Eyaculación precoz que no permite terminar la relación sexual.
  • Curvatura en el pene, y se puede presentar dolor al inicio de la erección, principalmente en hombres que desarrollaron la enfermedad de Peyronie.

Además de los síntomas de disfuncion erectil relacionados a nivel sexual y físico, los pacientes que padecen esta patología, presentan síntomas psicológicos, como por ejemplo:

  • Ansiedad provocada por el sexo.
  • Frustración que puede llevar a depresión por no poder concretar la erección.
  • Sentimiento de culpa por no poder satisfacer a su pareja.
  • Evitar el acto sexual.
  • Y demás.

Esta condición es un círculo vicioso, porque los síntomas de impotencia físicos provocan los síntomas psicológicos, y a su vez, los últimos empeoran los primeros, por lo que es una situación de nunca acabar si no se busca una solución.

¿Como saber si tengo impotencia?

La impotencia o disfunción eréctil, es muy sencilla de identificar porque los síntomas son muy específicos. Por lo que debes responderte a las preguntas ¿Puedo tener una ereccion?, ¿Mi erección es fuerte y firme?, ¿Mi erección dura para poder lograr el coito? Si todas o algunas de las respuestas fueron negativas, sin duda estás frente a una situación que posiblemente sea de disfunción erectil.

Antes que nada, es importante aclarar que cerca del 90% de los hombres han vivido, o vivirán, al menos un episodio de disfunción eréctil, por lo que si te ha pasado pocas veces, no es un motivo de una alta preocupación, se considera un trastorno de impotencia cuando los episodios se extienden por más de 3 meses.

Una vez que tengas detectado los síntomas, que hacen sospechar una disfunción eréctil, es necesario que se tengan en cuenta el resto de las situaciones, para determinar qué es lo que realmente está causando el trastorno. Para hacer esto es necesario visualizar:

Los cambios dados: En cuanto a los cambios que se dan en la vida del hombre, incluyendo si se ha realizado una cirugía en la pelvis, escroto o próstata, si se ha comenzado a consumir drogas, tabaco o alcohol, si se ha comenzado a realizar ejercicios de peso, si ha aumentado la presión arterial o el colesterol, si se ha presentado un escape venoso, etc.

Si hay  desórdenes hormonales: Los desórdenes de las hormonas son graves productores de la impotencia, por lo que debe detectarse si hay diabetes hormonal, si hay deficiencias en el funcionamiento de la tiroides, si hay enfermedad de Peyronie, etc.

¿Hay cambios psicológicos?: Las causas psicológicas son disparadores de síntomas de impotencia masculina, por lo que debe analizarse si hay algún problema presente, ya sea depresión, ansiedad, pánico, desórdenes de personalidad, problemas de pareja, baja autoestima, etc.

Historiales de cáncer: El cáncer tanto de próstata como de diafragma son causantes de la eliminación de los nervios y del tejido que rodeaba el tumor en ese momento, por lo que puede ser un riesgo que causa disfunción eréctil.

Cambios en el libido: La falta de deseo sexual o el excesivo deseo pueden ser disparadores de estos sintomas de la disfuncion erectil.

¿Cómo determinar los sintomas de impotencia?

Para detectar la disfunción eréctil y determinar el trastorno como tal, es necesario acudir a una clínica especialista, para que un profesional pueda determinar la impotencia, los síntomas, niveles, y el tratamiento impotencia adecuado.

Cuando llegues a un profesional, se te practicarán diferentes estudios, incluyendo:

Exámenes de objetivación de erección espontánea:

  • Rigidez y tumescencia nocturna del pene: Estudio con el cual se controla si el paciente tiene erecciones mientras se encuentra dormido. El examen puede tener una duración de 3 noches.
  • Estimulación visual: Se trata de ver si el paciente tiene una erección al visualizar films de estilo erótico, lo que puede eliminar una causa orgánica y determinando una causa psicológica para los sintomas impotencia masculina.
  • Inyección intracavernosa: Mediante una inyección, se le introduce al paciente prostaglandina E1 y se le coloca un estímulo visual para determinar cuál es el tiempo que le toma tener una erección suficientemente fuerte.

Exámenes Neurológicos y Vasculares

  • Ecografía de las arterias peneanas: Se lleva a cabo un doppler dinámico que mide el flujo de las arterias, luego de haber aplicado una inyección o haber tomado una píldora de erección, en conjunto con estímulos visuales.
  • Cavernosometría y Arteriografía: Es un estudio dedicado a pacientes que deban realizarse una reconstrucción vascular, ya que permite determinar qué tan gruesas son las arterias que llevan la sangre hasta los cuerpos cavernosos del pene.

Si tienes algunos de los sintomas de impotencia masculina, no olvides:

  • Detectar que se presenten por más de 3 meses.
  • No preocuparse demasiado para no empeorar los síntomas.
  • Tener hábitos de vida saludables.
  • Consultar con un profesional para determinar el trastorno.
  • Realizarse los estudios necesarios para determinar la causa de la disfuncion erectil.
  • Llevar a cabo el tratamiento indicado para poder erradicar o controlar la causa del problema, para eliminar la impotencia.

Si sufres de DE puedes seguir todos los pasos a la perfección y mejorar tu condición sexual de forma rápida y segura, por lo que no debes preocuparte, solo piensa que llegará la solución definitiva.