Select Page

Hoy hablaremos sobre un trastorno y una causa común, llega el turno de la testosterona e impotencia. La testosterona, es la hormona sexual masculina predominante, el conocido síndrome de déficit de testosterona es la baja presencia de la hormona en el organismo.

De acuerdo a las estadísticas, se ha podido llegar a la conclusión de que esta enfermedad SDT es predominante en los países del primer mundo, y se ha podido establecer que alrededor de entre el 6 y 12% de los hombres de entre 30 y 70 años la padecen.

¿Cuál es la relación entre la testosterona y la impotencia masculina? Pues, como se sabe, la testosterona es una hormona primordial en la actividad sexual, por lo que la disfunción erectil y la pérdida del deseo sexual son síntomas claves de la presencia de una baja cantidad de la hormona dentro del organismo del hombre.

Siempre, los profesionales en el área, cuando se presenta un hombre con disfuncion erectil, realizan un examen que determine el nivel de testosterona presente, ya que pueden detectarse los valores bajos, y en estos casos, el tratamiento con la administración de la hormona, realizan mejoras reales en el deseo sexual, las erecciones y el desempeño en el coito.

A la hora de que el paciente detecte por si mismo, una posible disfuncion erectil por falta de testosterona, se pueden incluir los otros síntomas del trastorno, que van más allá del desempeño y el deseo sexual, como por ejemplo:

  • La sarcopenia, que se trata de una disminución de la masa de los músculos.
  • Presencia de fatiga.
  • Menor fuerza.
  • Osteoporosis y una baja densidad mineral ósea.
  • El aumento de la grasa en el cuerpo.
  • Trastornos metabólicos.
  • Disminución de la energía.
  • Episodios de sofocos.
  • Pérdida del vello en el cuerpo.
  • Y demás.

Frente a estos síntomas, debes concurrir a un especialista que detectará la falta de testosterona mediante un análisis de laboratorio que evalúa y presenta la cantidad de hormona en la sangre.

Una vez que se ha detectado el problema, se determinará el motivo de los bajos niveles de la hormona, pudiendo establecer un cambio de hábitos, ya que el sedentarismo, la obesidad, las dietas con alto contenido de grasa son disparadores de un déficit de testosterona; es necesario llevar hábitos de vida saludables.

En el caso de que sea necesario, el profesional indicará la administración de la hormona vía inyección o de manera oral, para sustituir el faltante de la misma. Desde el momento del inicio del tratamiento, a partir de las tres semanas, algunos de los síntomas comenzarán a desaparecer como la falta del deseo sexual; pero otros como por ejemplo la impotencia por falta de testosterona puede tardar meses en corregirse.

La testosterona causa impotencia y es un problema muy común en los hombres, solo debes consultar un profesional para que te diagnostique de forma correcta y así poder llevar el tratamiento adecuado que te permitirá continuar con tu vida de forma adecuada.

Para obtener más detalles sobre las causas de la disfuncion erectil, puedes ingresar a: